Cómo sabes si vives con una ninfómana

La palabra ninfomanía deriva de ninfa y de manía. Las ninfas en la mitología griega eran las deidades o diosas del bosque, de las aguas y los campos. Por manía se entiende la preocupación excesiva por algo. Así, la ninfomanía hace alusión a un apetito sexual exagerado en la mujer. No existe una cantidad especidica de veces en que las ninfomanicas necesitan hacer el amor al dia, mientras más mejor el asunto es que nada las satisface.

Se habla de ninfomanía cuando las preocupaciones sexuales dominan el pensamiento de la mujer aún después del acto sexual. De esta manera, el sexo tiene una influencia tan dominante en la vida de la persona, que pasa a ser la primera y última preocupación del día. La forma de saciar este apetito sexual excesivo, puede ser manteniendo relaciones sexuales muy seguido, masturbándose constantemente o bien abusando de la pornografía.

Es fácil confundir la ninfomanía con un apetito sexual elevado, sin embargo, cuando hablamos de ninfomanía, nos referimos a una enfermedad muy compleja, donde la presencia de un deseo sexual violento e insaciable, conlleva a una dependencia severa a cualquier acto u objeto sexual que ayude a calmarlo. La obsesión de la mujer ninfómana por el sexo es tan alta, que le impide llevar una vida normal, viéndose perjudicados la mayoría de las veces su entorno familiar, social y laboral.

Las salas cine exhibieron un filme polémico en todo el mundo por las escenas de sexo implícito. Ninfomanía del director Lars Von Trier, cuenta la historia de Joe, una mujer autodiagnosticada como ninfómana que narra capítulos de su vida sexual.

“Para mí el amor era solo lujuria. Tenía sexo con siete u ocho hombres por día y me costaba recordar sus nombres. Me avergüenza haberme convertido en lo que me convertí, pero estaba más allá de mi control”.

Para no confundir entre una persona con altos deseos sexuales y un trastorno que afecte tu relación, te presentamos sies señales para que identifiques si tu pareja es una ninfómana.

Deseo sexual insaciable e intenso. El psicólogo clínico César Menéndez dice que ésta es una anomalía extraña porque la mujer no llega a experimentar un orgasmo completo, por eso se siente insaciable.

Sexo en todo momento. Relacionar todas las situaciones y cada momento con el sexo; escapa de un deseo normal.

Gusto excesivo por la pornografía.  El psicólogo clínico David Ley asegura que la pornografía  es una salida legal para comportamientos o deseos sexuales ilegales que incrementan las sensaciones de placer.

Libido anormal. Robert Weiss, director del Sexual Recovery Institute en Los Ángeles, California, afirma que estados como la fase maníaca del trastorno bipolar o el uso de algunos medicamentos pueden provocar súbitamente el aumento de la libido.

Manía por la masturbación. Joan Mir Pizà, médico sexólogo y terapeuta de España, dice que esta práctica en su forma simple es una actividad sexual normal, pero si se convierte en algo obsesivo que está fuera de control puede indicar una disfunción sexual.

Sexo como escape. Las ninfómanas encuentran en esta actividad una salida a sus problemas de depresión, estrés, ansiedad  o soledad. Pero antes de descubrir si tu pareja es una ninfómana pregúntate: ¿Puede controlar sus impulsos sexuales? ¿Su comportamiento sexual hiere sus relaciones o afecta su trabajo? ¿El sexo invade su mente, incluso cuando no tendría que ser así?

La ninfomanía es una hipersexualidad en la mujer, pero los hombres también pueden sufrir de esta misma patología. En ellos se la conoce como “satiriasis” o “andromanía” y los síntomas son los mismos que en el caso de las mujeres.

Causas

La ninfomanía puede tener causas orgánicas o bien psicológicas. En el caso de las orgánicas, la ninfomanía podría generarse producto de lesiones encefálicas, tumores, algunos tipos de epilepsia, o por las consecuencias del consumo de drogas y estupefacientes.

Algunas enfermedades psicogénicas como la esquizofrenia, la personalidad limítrofe, la psicosis maniaco-depresiva o la personalidad sociopática, también pueden conducir a una ninfomanía. En estos casos, las personas no muestran responsabilidad en los actos sexuales que cometen, lo cual podría desembocar en una ninfomanía.

Pero en otros casos, esta enfermedad se asocia a factores más bien psicológicos. La búsqueda de afecto a través de las relaciones sexuales es un ejemplo. Las ninfómanas tratan de buscar en el sexo, la masturbación o la pornografía lo que no encuentran en el terreno afectivo. Sin embargo, la búsqueda de cariño a través del contacto sexual lleva a un círculo vicioso en donde la insatisfacción es cada vez mayor, por lo que el ansia de sexo se convierte en una adicción imparable.

Soluciones

La ninfomanía debe ser tratada de manera profesional. Para ello, es necesario un tratamiento que abarque los distintos aspectos involucrados en esta enfermedad: el médico, el psicológico y el social.

Una evaluación y control por parte de un médico especialista es indispensable para diagnosticar posibles causas orgánicas y también, para recetar medicación en caso de ser necesario. A través de una terapia psicológica se pueden trabajar los aspectos de la propia personalidad e historia personal de la persona que podrían haber llevado al desarrollo de la ninfomanía, mientras que el asistir a grupos de apoyo y talleres de conversación, equivalentes a los de Alcohólicos Anónimos, puede entregar el apoyo y comprensión social que muchas veces se requiere en estos casos.

 

 

http://ift.tt/2sIyXyR

 

La entrada Cómo sabes si vives con una ninfómana se publicó primero en noticiaaldia.com | Noticias de Maracaibo Sucesos del Zulia.

Fuente: noticiaaldia.com | Noticias de Maracaibo Sucesos del Zulia
Recuerda compartir esta nota y ayúdanos a difundir a rebelate.info para que sigamos trayendo la mejor información de las fuentes mas confiables.
Cómo sabes si vives con una ninfómana Cómo sabes si vives con una ninfómana Reviewed by on lunes, junio 26, 2017 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.