Monseñor Ubaldo Santana exhortó a la oración intensa por la paz de Venezuela

Monseñor Ubaldo Santana, Arzobispo de Maracaibo. Foto Archivo

Durante la celebración del Sexto domingo de Pascua, monseñor Ubaldo Santana, Arzobispo de Maracaibo, exhortó ayer a la necesidad de que los creyentes católicos venezolanos entren en una oración intensa, profunda e insistente por la paz del país y pidió a los gobernantes mirar las necesidades del pueblo y al resto de las expresiones políticas realizar las protestas de forma pacífica.

“La Conferencia Episcopal Venezolana en su última exhortación nos ha pedido que dedicáramos este día, domingo 21 de mayo, a la oración, al ayuno y a la solidaridad por la paz en Venezuela y entre todos los venezolanos”, dijo monseñor, quien sugirió que se le ofrezca al Señor alguna privación personal o familiar y que nos prodiguemos en gestos de hermandad y fraternidad solidaria en favor de los más necesitados.

Indicó que el país país está envuelto en una convulsión social y al borde de entrar en una espiral irreversible de violencia que podría provocar mayores derramamientos de sangre entre hermanos, mayor desolación y pobreza.

“Hemos de orar para que nuestros gobernantes abran los ojos y vean el sufrimiento de su pueblo; destapen sus oídos para que les llegue el clamor de un número creciente de sus conciudadanos que padecen hambre, carencia de medicamentos, indefensión casi total ante el hampa, y toda clase de atropellos y represiones por parte de los cuerpos que debieran defenderlos y protegerlos”, expuso.

Expuso que la misma oración debe ser elevada por las demás expresiones políticas para que lleven a cabo sus actuaciones y protestas de modo pacífico, colocando por encima de sus apetencias particulares, las grandes necesidades del pueblo que aspiran en algún momento conducir.

“La historia nos ha enseñado que las verdaderas soluciones no están en el cambio de gobernantes sino en el cambio de los corazones.  El Evangelio de hoy nos ubica en el lugar santo donde el Señor celebró la última cena con los suyos antes de entrar en la Pasión, puerta grande que lo conducirá hacia su Resurrección. Fue allí donde Jesús terminó de manifestarles plenamente su identidad, la profunda conexión existente entre él y su Padre; nos entregó su mandamiento supremo de amor incondicional y servicial hasta la muerte y nos invitó a participar con él de todos esos tesoros. ‘Yo quiero -dijo- vida en abundancia’. Mientras llega el momento definitivo de la unión total con Él, con el Padre y el Espíritu Santo, nos invita a anticipar esa comunión profunda, con la práctica intensa y apasionada del mandamiento del amor. Si amamos con la fuerza del amor de Jesús que el Espíritu Santo infunde en nuestros corazones, todo nuestro ser se transformará en morada habitual de Dios Trinidad, solo el don del Espíritu Santo puede hacer posible que adelantemos de este modo el cielo en la tierra”, expresó.

Y agregó: “El evangelio de hoy nos prepara para la próxima fiesta de Pentecostés y se centra en la primera de las cinco veces en que Jesús habla en el coloquio con los suyos, del Espíritu Santo. Lo presenta como el gran Don que Jesús le pide a su Padre, antes de poner fin a su presencia física y subir a su derecha. ¿Qué pide Jesús a su Padre en esta oración? Le pide, que derrame sobre los suyos ese sublime don. No solo sobre los que están allí en torno a él, sino también sobre los que en el futuro serán sus seguidores, es decir sobre aquellos que querrán en verdad vivir practicando el mandamiento del amor mutuo y estarán dispuestos a regir su vida según el Evangelio, llevando una conducta acorde con su condición cristiana”.

  “Oigamos nuevamente esas palabras: ‘Si se aman cumplirán mis mandamientos y yo rogaré al Padre y les dará otro Consolador para que esté siempre con ustedes’.

“Oigamos nuevamente esas palabras: ‘Si se aman cumplirán mis mandamientos y yo rogaré al Padre y les dará otro Consolador para que esté siempre con ustedes’. Es el Espíritu de la Verdad. Ese el gran regalo que Jesús le ofrece a los suyos a modo de despedida. Más adelante les dice: ‘Yo no los voy a dejar huérfanos’. Es decir, no los voy a dejar solos, abandonados, indefensos. Yo me voy a quedar con ustedes. Pero para que puedan descubrir mi presencia, darse cuenta de que de verdad camino a su lado, necesitan de la luz especial y de la fuerza renovadora del Espíritu Santo”, explicó.

Santana resaltó que el Espíritu Santo es por consiguiente indispensable para que podamos vivir como discípulos de Jesús, comportarnos en todo momento como seguidores suyos, descubrir el sentido del mensaje que él nos ha dejado en el evangelio y tener la fuerza necesaria para llevarlo a cabo a pesar de todas las dificultades que se presenten.

“El Espíritu es un Don necesario del cual no podemos prescindir. Dice que Jesús que el Espíritu tendrá tres modos de estar presente: como Consolador que estará con nosotros, como Cohesionador entre nosotros, como Fuerza recreadora en lo más íntimo de nosotros. Estará presente con nosotros para conducirnos a Jesucristo y hacernos descubrir su presencia: en la Palabra que escuchamos, en la Eucaristía que celebramos, en el hermano pobre y desamparado que nos pide ayuda. Sin su presencia, la Palabra que escuchamos en las celebraciones dominicales nos resbalará, no pondrá nuestros corazones en ascuas, no la entenderemos, no sabremos qué nos quiere decir no cómo se aplica a nuestra vida. Si el Espíritu no está con nosotros la misa será un aburrimiento. No seremos capaces de descubrir la presencia del resucitado en la humildad y pequeñez de las especies del pan y del vino. Si el Espíritu no nos asiste no seremos capaces de descubrir la presencia de Jesús en el hermano nuestro, pobre y desamparado, y pasaremos indiferentes al lado de sus miserias sin detenernos”, declaró, como parte de la homilía.

NP: Arquidiócesis de Maracaibo

Noticia al Día

Fuente: Noticias de Maracaibo Sucesos del Zulia 24 horas al dia Venezuela
Recuerda compartir esta nota y ayúdanos a difundir a rebelate.info para que sigamos trayendo la mejor información de las fuentes mas confiables.
Monseñor Ubaldo Santana exhortó a la oración intensa por la paz de Venezuela Monseñor Ubaldo Santana exhortó a la oración intensa por la paz de Venezuela Reviewed by on lunes, mayo 22, 2017 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.