Madres en la política: Del hogar a las calles

Fotos: Luis Alejandro Gotopo

La política social es un trabajo impredecible y de absoluta dedicación. Ser empleado de la sociedad civil somete a los actores políticos a dividir su tiempo entre el amor al servicio y el amor al hijo.

Cinco madres zulianas dedicadas durante años a la política, revelan los momentos más hermosos y más duros de luchar por el acto filantrópico de la libertad desde sus distintas ideologías.


“Ser madre me lanzó al rescate de un país distinto, pero ser abuela me tiene más comprometida”

La  abogada Iraida Villasmil lleva más de 20 años haciendo vida política en el Zulia, respondiendo a la necesidad de actuar en conjunto con la sociedad como una semilla que vino de un hogar “inquieto por hacer cosas por la ciudad”.

Fue Hugo Chávez Frías el catalizador que accionó la “voz de la protesta” en Villasmil, quien llevaba haciendo trabajo social desde los 16 años. El 3 de febrero de 1992 nació su hija menor Sofía María, a pocas horas de la intentona de golpe de Estado liderada por el fallecido expresidente Chávez. La inquietud se apoderó de la exdiputada del Consejo Legislativo del Zulia ese día, porque, según cuenta, “ya venía viendo cosas que se podían estar orquestando en el país”.

“Entendí que si no nos activábamos en el proyecto propuesta país, se nos iba a quedar atrás”, esta revelación la llevó a dividir su tiempo entre el hogar que formó con Edgar Velásquez y sus dos hijas, Carmen María y Sofía María, y su país. Más de una vez le tocó marchar en Caracas y dejar a sus hijas en casa mientras lloraban por su mamá; su tronco, el apoyo de sus niñas y el pegamento del hogar, fue su esposo. “Mi gran secreto es que he tenido la suerte de tener un extraordinario compañero de vida, Edgar, mi esposo, con quien este año cumplo 29 años de casados”.

A pesar de tener dos niñas y un esposo en casa, “estaba clara en lo que estaba enfrentando” y sin miedo salió a las calles a protestar en contra de lo que “venía venir”, cuenta la representante de la MUD.

“Cuando iba a Caracas a marchar y sabía que las marchas serían fuertes durante la época del referéndum revocatoria, yo hablaba con Carmen María (la mayor) y le decía: Mi amor, yo quiero que tu sepas que cualquier cosa que a mí me pase en esta lucha por mi país, así sea un aruño, no quiero que te pongas nerviosa ni te vayas a sentir mal, que páseme lo que me pase lo estoy haciendo feliz y convencida de que es lo que tengo que hacer por ti y tu futuro, y el bienestar de ustedes (…) no sueltes una lágrima mientras tu mamá esté en la calle”.

Hoy en día, cuenta lo agradecida que está con su esposo y el orgullo, los logros y las alegrías que le han dado sus hijas, una de ellas, su primer nieto, Juan Fernando. “Yo tuve dos pérdidas, Juan Fernando, y Sofía Mariana que falleció a los dos días de nacida. Por eso siempre digo que soy madre de cuatro: dos ángeles en el cielo y dos niñas en la tierra”.

“Ser madre me lanzó al rescate de un país distinto, pero ser abuela me tiene más comprometida, porque yo lo veo a él (Juan Fernando) veo el esfuerzo de su papá, veo a mi hija, y se afianza ese compromiso (…) quiero que mis nietos puedan vivir una parte de la Venezuela que yo viví”.

Llena de optimismo, Villasmil hace un llamado a la juventud: “No rompan sus sueños por esta lucha. Los sueños no están atados a una circunstancia política. Los sueños hay que vivirlos y cumplirlos en las edades, los momentos y los lugares en los que se te presenten”. A sus hijas, en medio de los momentos donde dicen no aguantar más, señala una de las premisas que la mantienen de pie, “la Virgen nos cubre con su manto; Dios, nos abre el horizonte, y nosotros los venezolanos tenemos que formar el futuro”.

Este Día de las Madres, extiende un mensaje de solidaridad y apoyo a las mujeres que han perdido a sus hijos durante las protestas: “Quiero reconfortarlas y decirles que esas muertes están sirviendo de baluarte, de estandarte, para que esta lucha en Venezuela continúe y no pare. Esos caídos hoy son el motivo de enarbolar la lucha que nos va a permitir rescatar el país. Ellos son causantes de esa Venezuela que va a venir, y que en ella vean los ojos, el rostro y la sonrisa de sus hijos”.

 

“Yo no quiero que mis nietos y nietas se levanten en un país de irracionales”

Nació rodeada de la política adeca y copeyana. A los 10 años, las acciones de los comités de barrio de Acción Democrática despertaron su interés en la política, y en cubrir las deficiencias que notaba en el grupo. Fue el padrino de Egda Vílchez quién la adentró en la corriente comunista desde el año 1971, “desde los  12 vengo haciendo acciones izquierdistas”, cuenta la concejal bolivariana de Maracaibo.

“Cuando Chávez salió diciendo aquel histórico ‘por ahora’ enamoró a todos los hombres y mujeres de izquierda que se enrolaron en ese proyecto de Patria”, relata Vílchez quien en aquel entonces ya era madre de tres: Ennis Chiquinquirá, Enmanuel Enrique y Egniel Enrique.

Cuando sus hijos nacieron, sus ideales fueron reforzados por la premisa: “yo no quiero pa’ mis hijos lo que yo viví (…) yo no quiero pa’ mis hijos que vivan en represión”.

“Desde que una pare se multiplican las responsabilidades, sin embargo, continué en mis acciones a pesar de tener a los muchachos pequeños”, mientras ellos “eran arrullados con canciones de Soledad Bravo y del padre cantor Alí Primera”.  Vílchez cuenta que su  mamá fue su gran apoyo, hasta que pasó a otro plano en 2001: “Mi madre me apoyo y suplía mis ausencias en el quehacer político. Mi madre y mi hermana”.

Hoy en día tiene seis nietos y asegura que aunque “con los hijos se acrecienta más el compromiso, hoy que tengo nietos digo que estoy luchando por la herencia de la Patria que le vamos a dejar a nuestros nietos, a nuestras nietas. Yo no quiero que ellos se levanten en un país con sus dirigentes llenos de odio, porque cuando la dirigencia está llena de odio, los dirigidos, así no quieran, también van a tener odio hasta en contra de ellos mismos (…) yo no quiero mis nietos y nietas se levanten en un país de irracionales”.

Egda manifiesta la necesidad del “renacer del reconocimiento del otro” y de rescatar la civilidad este Día de las Madres, mientras que de igual forma lamenta la muerte de los jóvenes que han caído en las protestas, “hombre y mujeres jóvenes con potencial humano que les están mermando día a día ese potencial por esa irracionalidad”.

 

“Tener los hijos fuera es contra natura”

María Espina fue una madre dedicada a sus dos hijos y una profesional de las leyes, casada con su esposo Jesús Márquez, con quien lleva 35 años de matrimonio. Su vida era normal, cotidiana entre el trabajo de su hogar y el profesional. Vio llegar al poder a Hugo Chávez, vio su campaña y escuchó sus alocuciones, pero el despido de trabajadores de la Petrolera de Venezuela (PDVSA) en un programa Aló Presidente del 7 de abril del 2002 levantó a María para luchar, “esta no es la Venezuela que yo quiero. Yo quiero un país mejor para mis hijos y para mis nietos”, dijo en aquel entonces.

Primero Justicia la recibió como voluntaria hace 12 años y hoy en día es Secretaria Política en la Junta Directiva Regional de dicho partido. Sin embargo, en medio de su militancia política sufrió una fractura permanente en el corazón con la muerte de su hijo mayor durante un viaje a Panamá. Posteriormente, la crisis venezolana alejó a su hija de su país natal y lleva 6 años sin ser espectadora en primera fila de los momentos más importantes de su hija.

“Es un dolor muy fuerte que uno siente”, dijo al referirse a la ausencia de su hija en el país, “tener los hijos fuera es contra natura. Nosotros acostumbrábamos que uno nacía, crecía, estudiaba, tenía un título universitario, se casaba, tenía sus hijos, luego empezaba toda esa formación que se debe tener con los hijos y después la crianza de los nietos, y debido a la situación que vive Venezuela, yo no tengo la oportunidad de ver a mi nieta sino es por fotografías y videos”, expresó al hablar de su primera nieta, Gala, que vive en Noruega.

Su conocimiento en las leyes le ha permitido desarrollarse en el ámbito social, público y en el desarrollo de las ordenanzas de personas con discapacidad. Sus hijos fueron espectadores de su lucha social y sus ganas de aportar a la sociedad con su trabajo, atribuye la armonía de su hogar al apoyo de su esposo, “él siempre me ha apoyado en toda esta actividad política que he desarrollado en los últimos años“.

Como madre que ha perdido un hijo, alza su voz y ofrece su solidaridad a esas madres que en su día deben vivir con un dolor eterno como la muerte de un hijo, “no hay un dolor más grande que la muerte de un hijo, eso nunca se supera. Siempre va a estar allí. Tu te puedes entretener un rato, dedicar a otras cosas, pero siempre vas a tener ese duelo y esa falta que está allí en tu corazón. Mi hijo va a cumplir 10 años de muerto y yo he sabido vivir con el dolor, pero el dolor está allí (…) les digo a esas madres que tengan fe porque Dios no nos da más de lo que no podamos soportar y nos da la esperanza de que al momento de nuestra muertes nos vamos a reencontrar con ellos”.

“Al ser madre tienes por quién luchar y a quién dejarle una patria”

A los 17 años Juneira Mavares se estrenó como madre y como mujer joven dedicada al trabajo social y político. En sus casi 29 años de vida socialista crió a sus tres hijos, “es una vida en la que los he visto crecer pero ha sido un trabajo arduo“, expresa la ahora Directora Regional del Psuv Zulia, eje San Francisco, y Secretaria de enlace de la Gobernación del Estado.

Los consejos comunales del municipio San Francisco la vieron desarrollarse en la política social que tanto le apasiona y que le ha valido el sacrificio de momentos personales “por el trabajo social y político que hacemos”, pero que sigue siendo una labor “muy bonita”.

“Este año voy a 46. Una vida que he tenido al lado del comandante Arias, y ahora con el alcalde del municipio San Francisco, Omar Prieto, y ser un brazo directo de un gobernante es algo fuerte para uno que tiene una familia. Hay muchas cosas personales que tu dejas o has dejado de hacer por mi compromiso político dentro de la política, y ahora más, que estamos en un momento difícil, y tenemos menos tiempo para ejecutar el rol familiar”, cuenta Mavares.

Su agenda intermitente le lleva a vivir fuera de los horarios en la que sus hijos, dos profesionales y una universitaria, se mantienen en casa, sin embargo, sus ausencias han sido bien suplidas durante 25 años gracias a la ayuda de quien considera su hermana. Con lágrimas en los ojos y notoria emoción, Juneira habla de la partida de su pilar, su madre, hace 12 años, y el apoyo de Silvana, a quien catalogo como la “segunda madre de mis hijos”, “tengo en mi casa a una persona que me ha ayudado durante 25 años de vida, un brazo ejecutor, quien es como mi hermana y me ha ayudado a levantar este hogar y a sostenerlo para poder hacer mi trabajo”.

“No puedo estar dentro de la casa pórque la labor social me encanta”, cuenta la Secretaria de Enlace de Gobernación.  “Hay cosas de la gente que te llenan, porque puedo estar dejando a un lado mi familia pero mi labor social me llena, porque todas esas cosas bonitas que se pueden hacer en la política te satisfacen y sé que mi familia va a estar bien, porque sé que Dios nos da todo eso en salud”.

Sus tres hijos le dieron la fuerza “para este proyecto bonito del presidente Chávez”, y sus dos nietos le “siguen inyectando fuerzas mágicas para seguir en este proyecto revolucionario”, expresa. Ellos motivan su despertar por la herencia más grande que desea dejarles, “yo quiero dejarles un país donde sean reconocidos como pueblo, quiero dejarles un país donde sean reconocidos como ciudadanos llenos de paz y amor, porque eso fue lo que nos enseñó Chávez, que yo debo de incluir a la gente, que yo debo trabajar y multiplicar”.

“Soy dedicada a mi familia”

Desde la primera gestión del gobernador Arias Cárdenas, Marilene Huerta se ha dedicado a hacer realidad,  desde la administración pública, las metas que profesa la política socialista:  “la política es el arte de hacer y lo haces desde el ejecutivo”, expresa. Los ideales de la corriente socialista la formaron como simpatizante del PSUV, llevándola a involucrarse en el “proyecto de la patria”, siendo hoy  la encargada de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Gobernación Bolivariana del Zulia.

“Felizmente casada”, responde cuando se le pregunta sobre su hogar y su familia, un aspecto de su vida que intercala con sus labores públicas desde hace más de 20 años. Sus tres hijos, profesionales hoy en día, son parte importante de su labor pues “si ellos, nada de esto lo lograría”, cuenta Huerta.

Su familia es su gran panel crítico y quienes apoyan y respaldan cada una de sus decisiones. “Soy dedicada a mi familia. En una familia se enfrentan las cosas buenas, pero también se tienen que enfrentar las cosas malas, pero ellos son parte del oxígeno que yo necesito para poder hacer otras cosas”. Su ritmo de trabajo reclamó la atención y el espacio para sus hijos cuando eran pequeños, “de niños demandan un espacio que uno siente que va desplazando y que a veces como te apasiona lo que haces, vas desplazando, entonces empiezas a mirar y a retomar  la familia, que es lo fundamental”.

Como madre, repudia las muertes de los jóvenes caídos en las protestas contra el Gobierno Nacional y extiende su más sentido pésame a todas las madres de Venezuela que en este día, su día, el pesar y el llanto arropa su corazón.

Llamó a quienes hacen política a la toma “racional” de las decisiones porque “desde el odio no se puede construir nada”. “Venezuela sigue allí, solamente esperando por los venezolanos. Nosotros somos hijos que tenemos que hacer que esta Venezuela que está allí, intacta, la hagamos la Venezuela productiva (…) Venezuela sigue estándo aquí, sigue teniendo sus potencialidades, sus riquezas. Falta que hombres y mujeres trabajemos para que la hagamos grande a nivel mundial”, expresó sobre el futuro del país.

Noryelín Faría 

Fotos: Luis Alejandro Gotopo

Noticia al Día

Fuente: Noticias de Maracaibo Sucesos del Zulia 24 horas al dia Venezuela
Recuerda compartir esta nota y ayúdanos a difundir a rebelate.info para que sigamos trayendo la mejor información de las fuentes mas confiables.
Madres en la política: Del hogar a las calles Madres en la política: Del hogar a las calles Reviewed by on domingo, mayo 14, 2017 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.